943 59 17 10

Corcega para Familias Numerosas

Corcega para Familias Numerosas

Tenemos que reconocer que habíamos puesto el listón muy alto con nuestro anterior viaje a Cerdeña, unas isla que nos dejó maravillados. Suponíamos que Córcega también nos iba a gustar, pero la verdad es que superó ampliamente nuestras expectativas. Córcega tiene todo lo bueno de Cerdeña, pero en versión mejorada…Las carreteras sinuosas de Cerdeña también están en Córcega, pero aquí nos encontramos con impresionantes vistas en cada curva…Tenemos magníficas y transparentes playas y una montaña maravillosa con numerosos senderos y treckings para grandes y pequeños. Una combinación perfecta de Playa y Montaña.
En este caso, a diferencia de Cerdeña donde nos quedamos en la zona norte, hemos querido abarcar un poco más partiendo la estancia entre norte y sur. Es imposible acceder a toda la isla desde un solo punto. Las distancias aunque no demasiado largas en kilómetros, si que lo son en tiempo de viaje. Basta decir que para el viaje del norte al sur dedicamos prácticamente todo el día…

Para la estancia en el norte elegimos la zona de Calvi mientras que para el sur nos quedamos cerca de Bonifacio. Creo que fue una decisión acertada. A continuación os contamos cómo fue nuestro día a día por si os sirve de inspiración.

Día 1 Llegada a Córcega.

Aterrizamos en Bastia y recogimos el coche de alquiler en el mismo aeropuerto. Aprovechamos la tarde para dar una vuelta por Bastia que no tiene demasiado encanto. Ya por la tarde fuimos  hacia nuestro primer alojamiento, Cala di Sole en Algajola. Algajola es un pueblito con bastante encanto que además cuenta con una parada del famoso tranvía de la Balagne que une Calvi e L’Ille rousse. Algajola tiene una bonita playa pero esos días fueron de fuerte viento y mucho oleaje, por lo que no pudimos disfrutar demasiado

Día 2 Calvi

Tomamos el viejo tren de la Balagne, (viejo de verdad) para llegar hasta Calvi. Es muy curioso que este tranvía realiza varias paradas, algunas de ellas a pie de estupendas playas. Nuestra intención era ver si podíamos reservar alguna de las excursiones náuticas que salen desde Calvi hacia la Reserva Natural de Scandola. En la zona del puerto hay numerosas empresas que se dedican a ello por lo que finalmente elegimos una excursión de Colombo Line.
Por la tarde decidimos ir hasta la Playa de Ostriconi, muy peculiar ya que hay que cruzar un río para poder acceder a ella. Hay que hacer un poco de senderismo para llegar, unos 10-15 minutos andando, pero merece la pena.

Calvi

Día 3 Scandola

Estas excursiones siempre resultan caras para 5 personas…unos 300 €, pero ya que estamos, es casi obligado. Uno de los alicientes del viaje era llegar hasta Girolata una pequeña población a la que solamente se puede acceder por mar. Nuestro barco nos dejo un tiempo allí y recorriendo un sendero no demasiado accesible conseguimos llegar hasta una pequeña cala de aguas transparentes realmente espectacular. La Reserva Natural es impresionante, la verdad. La jornada fue agradable aunque quizá un poco cara para lo que realmente obtienes.

Girolata

Día 4 Rumbo al sur

Este día fue el del cambio hacia la zona de Bonifacio. Aunque era el camino más largo decidimos ir por la carretera de la costa hasta Porto. Las vistas son realmente increíbles, maravillosas. Pasando Porto es obligado ir a las Calanques de Piana, Patrimonio Mundial de la UNESCO. Se trata de enormes formaciones escarpadas de roca granítica y color anaranjado, que están perforadas por cavidades, los taffoni, resultado de las variaciones de la temperatura, la humedad, las brumas del Mediterráneo y los fuertes vientos. Desde aquí continuamos hasta Ajaccio, ciudad a la que no encontramos demasiado encanto. Pasando por Propiano la carretera se desvía hacia el interior y pasa por Sartene, visita que dejamos para otro día.
Córcega es tremendamente montañosa y el camino es un constante subir y bajar. El día se hizo largo y realmente estábamos deseando llegar a nuestro destino en las afueras de Bonifacio.

Calanques de Piana

Día 5 Bonifacio

Jornada de descanso en el camping U Farniente. Por la tarde Un rato de playa en Stagnolu. Una fenomenal playa de aguas tranquilas y transparentes a la que se accede andando unos 10 minutos por senderos. Merece la pena el esfuerzo.

Playa de Stagnolu

Para acabar el día, visita a Bonifacio, una bonita y singular localidad.  Podría decirse que es una de las ciudades más bellas de la isla por estar en un emplazamiento privilegiado, en lo alto de un promontorio rocoso de piedra calcárea blanca, esculpido por el viento. Vista desde el mar o desde algún otro punto, sorprende por la situación de la ville haute (parte alta de la ciudad), con sus casas colocadas al borde del acantilado y por la belleza de su entorno. Frente a ella se encuentra el archipiélago de las islas Lavezzi, famosas por la riqueza de sus fondos marinos– paraíso de los amantes del buceo -, y al fondo la isla italiana de Cerceña, lo que hace que el paisaje y las vistas panorámicas desde la ciudad sean aún más bellas, si cabe.
Bonifacio es una ciudad fortaleza que ha sido sitiada y destruida en numerosas ocasiones. Por ello, su arquitectura ha estado marcada por la edificación de sucesivas fortificaciones: la fortificación pisana, la fortificación medieval o “genovesa” – se construyó una gran muralla con torres cuadradas – y la fortificación francesa, que es lo que vemos en la actualidad. La ciudad se divide en dos partes: la marina, con el puerto con los barcos pesqueros y deportivos, lleno de cafés y terrazas que invitan al placer, y dominado por la fortaleza, que marca la entrada a la ville haute – recuerda un poco a Saint-Tropez -. Que es la segunda parte, la ciudad vieja, con sus casas altas y sus callejuelas estrechas.

Bonifacio

Día 6 Excursión  a las Islas Lavezzi

Maravilloso día. Esta excursión no resulta demasiado cara, unos 90 € por los cinco, si bien es solamente un barco que te lleva a las islas, te deja pasando el día y a la vuelta hace una ruta turística interesante. Desde el embarcadero los visitantes se adentran por los senderos en busca de las calas y playas más bonitas. Los bloques de roca junto al mar conforman un paisaje mágico que nos recordaba mucho a Cerdeña. Fuimos cambiando a menudo de ubicación para no perdernos nada. Qué bonito día de playa y snorkel. Pudimos ver muchos peces, erizos de mar…el agua a buenísima temperatura. En fin, no se puede pedir más.
En el viaje de regreso pudimos admirar la escalera del Rey, tallada en la roca, y unas grutas impactantes. La mejor vista de Bonifacio es desde el mar, no cabe duda.
Ya en tierra, desde Bonifacio quisimos llegar hasta el Faro de Pertusato desde donde obtuvimos unas vistas fantásticas de todo el acantilado de Bonifacio.

Islas Lavezzi

Día 7 Sartene y Propiano

Se nos habían quedado en el tintero. Sartene es uno de los pueblos más auténticos de la isla. De hecho, nada más entrar en la villa, hay un panel con la cita del historiador francés Prosper Merimée: “Es el más corso de los pueblos de Córcega“. Sartène está construido en anfiteatro en un extremo del Monte Rosso, por lo que domina el valle del Rizzanese desde lo alto. Se extiende de Cap de Tozzino a la punta de Roccapina; y aunque no es un pueblo del litoral propiamente dicho: se encuentra en la región de las montañas, a 14 km de Propriano. Una vez en Sartene podremos callejear por la córcega más medieval.
Propiano es un pequeño pueblo de 3.000 habitantes que no se puede disociar del golfo que lo alberga. El pueblo sólo ocupa una parte del litoral sur del golfo, estando el resto abandonado a magnificas playas bastante preservadas de la construcción.
En el camino tenemos el mirador de Rocapina, parada obligatoria y abajo se ve la playa a la que se puede bajar desde el Restaurante Coralli. En nuestro caso, no había buen día y lo dejamos pasar.

Sartene

Día 8 Playas de la costa Este de Bonifacio.

Por la mañana visitamos un par de playas magníficas al nordeste de Bonifacio, la de Sta Giuliana y Linda Beach. Aguas tranquilas y transparentes muy cerca de nuestro alojamiento. La verdad que nos sorprendimos muy gratamente ya que nos parecieron las mejores de la isla. Muy accesibles, amplias, limpias, con aparcamiento cercano y gratis (si vas temprano claro).

La playa de Palombaggia merece especial mención puesto que es considerada una de las más bonitas de Córcega. Se encuentra situada frente a la reserva natural de las islas Cerbicale, en un entorno paradisíaco que nada tiene que envidiar a las playas de las Bermudas o de Tahiti. Bordeada de altas dunas y de pinos centenarios, esta larga playa de arena fina y aguas azul turquesa conforma un marco de ensueño.

Linda Beach

Teníamos intención de alquilar una zodiac, pero el viento era un poco más fuerte de lo aconsejable, por lo que dejamos la experiencia para otro día.

Acabamos el día en Porto Vecchio. Es la tercera ciudad de Córcega y está a 25 km de Bonifacio. Visitamos el coqueto puerto deportivo y la ciudad vieja que está en la ciudadela. Es muy bonita, muy chic y con ambiente nocturno. Es muy aconsejable realizar una ruta a pie por el centro histórico, por las estrechas callejuelas llenas de fuentes, las escaleras y los pasos abovedados, pararse en cualquiera de las acogedoras plazas con las terrazas llenas de ambiente en temporada alta, visitar alguna de las pequeñas tiendas de artesanía abiertas hasta tarde, comer en algún restaurante con vistas panorámicas al bahía de Porto-Vecchio (si el bolsillo nos lo permite).

Día 10 Senderismo en Piscia di Gallu

Córcega tiene una montaña impresionante. Hay muchos senderos que se pueden realizar en familia con más o menos dificultad. Nosotros elegimos el de la cascada Piscia di Gallu. Para llegar hasta allí hay que pasar el lago Ospedale y unos kilómetros más adelante veremos un parking a pie de carretera. No tiene pérdida y cuesta 4 €. Se hace un paseo muy bonito y agradable siguiendo la señalización amarilla, toda una aventura. Es adecuado para niños a partir de 6 años si bien el tramo final hasta llegar al pie de la cascada es solo para adultos. Nosotros tardamos unas 2 horas porque hicimos muchas paradas fotográficas. La cascada es realmente bonita y el paseo sin duda merece la pena.

Senderismo

Desde allí continuamos adelante para intentar llegar a las Aiguilles de Bavella. Este macizo es conocido por sus magníficas agujas de granito rosa que miden hasta 900 metros de altura. El puerto de Bavella, con sus 1.218 metros, ofrece unas vistas increíbles de las impresionantes paredes rocosas con crestas recortadas. Al pie de las agujas, se extiende el bosque de Bavella, compuesto principalmente de pinos y abetos. De regreso comimos en el pequeño pueblo de Zonza.

Día 11 Lobos de mar

Nos había quedado pendiente la excursión marina. Alquilamos una Zodiac en Santa Marina, al final de la Bahía de Santa Giulia por 115 € la lancha para 6 personas. No es que corra mucho, pero así la pueden manejar los niños sin miedo.  Visitamos desde Palombaggia hasta Rondinara, unos 50 minutos en cada sentido. Como teníamos la lancha para todo el día fuimos parando a nuestro antojo para bañarnos, pasear por las playas. La verdad  que fue una experiencia inolvidable y nos pasó un poco de todo, desde caerse unos de los niños de la lancha en marcha, hasta pisar un erizo de mar…

Lobos de mar

Día 12 Vuelta a casa

Todo tiene un final. Este viaje ha sido realmente bonito y completo. Cada vez ponemos el listón más alto y ya estamos pensando el la siguiente aventura. Esto es un no parar…

(Visited 676 times, 1 visits today)
Hemos fusionado nuestros más de 15 años de experiencia al frente de Viajemanía, con el hecho de ser familia numerosa y ser apasionados de los viajes. El resultado es masdecuatro.com. Nuestra experiencia viajera al servicio de las familias numerosas.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

másdecuatro utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies